Menu
Contacto Lista de deseos Búsqueda
Limpieza de la prótesis dental

Limpieza de la prótesis dental

Resulta también importante limpiar a fondo periódicamente los «terceros dientes» aunque no puedan sufrir caries. No obstante, el cuidado de las prótesis dentales contribuye a mantenerlas intactas y visiblemente cuidadas durante mucho tiempo. También los posibles dientes propios que sigan quedando y las mucosas podrán sufrir en caso de cuidados insuficientes de la prótesis, pues los revestimientos o los restos de comida son un caldo de cultivo ideal para las bacterias.

¡Aquí le proporcionamos consejos de utilidad para que pueda usar sin problemas su prótesis dental extraíble durante el mayor tiempo posible!

Grandpa and grandchild hugging each other | Protefix

Placa y sarro en la prótesis

En principio, se debe llevar a cabo una limpieza a fondo de la prótesis todos los días. Puede formarse una placa suave y, como consecuencia, sarro no solo en los dientes naturales, sino también en los artificiales. Una vez se ha formado un sarro incrustado, apenas puede eliminarse ya con un cepillo de dientes. En la mayoría de los casos, es el dentista el que debe enfrentarse al problema de la limpieza. En caso de no cuidar la prótesis lo suficiente, pueden sufrir daños por el sarro especialmente los elementos de conexión y las superficies de contacto, ajustados de forma individual y al milímetro. Pero no solo la prótesis puede dar problemas: los restos de comida ocultos pueden provocar olores desagradables de la boca o inflamaciones de las encías.

Consejos para limpiar y cuidar la prótesis

Acostúmbrese lo más que pueda a enjuagar su prótesis bajo agua corriente, a ser posible después de cada comida. Para que su prótesis no sufra daños, sin embargo, sujétela siempre únicamente por las partes de metal o plástico estables.

Por ello, se debe llevar a cabo una limpieza a fondo de la prótesis una vez al día con un cepillo de dientes. Para ello, puede utilizar cepillos de dientes convencionales o, mejor aún, cepillos de dientes especiales para prótesis. Estos tienen cerdas más sólidas y facilitan el cuidado de las superficies de más difícil acceso gracias a su forma especial.

Para limpiar la prótesis, se recomienda una pasta de dientes especial para prótesis. Las pastas de dientes para prótesis contienen menos partículas abrasivas que las pastas de dientes normales, con lo que protegen la superficie de la prótesis. De manera alternativa, también puede utilizar un producto friegaplatos suave para la limpieza.  

Si utiliza una crema adhesiva y hay restos en la prótesis que no puedan eliminarse con el cepillo de dientes y agua, puede hacerlo con un paño impregnado en aceite vegetal.

Cleansing of the denture | Protefix

Desarrollo de la limpieza de una prótesis dental:

    • Lo mejor es que coloque una toalla en el lavabo para que la prótesis no sufra daños en caso de caerse. Después, enjuague simplemente la prótesis dental bajo agua corriente en el lavabo.
    • Después, cepille la prótesis con un cepillo dental o un cepillo dental especial para prótesis con agua.
    • A continuación, limpie la prótesis con una crema dental especial para prótesis o un producto friegaplatos suave. De manera alternativa, puede utilizar también una pastilla limpiadora de prótesis para la limpieza de la prótesis. En este caso, úsela siguiendo de forma exacta las instrucciones. Algunas pastillas limpiadoras de prótesis tienen un efecto desinfectante adicional, pero pueden dañar la superficie de la prótesis si se usan de forma incorrecta.
    • Finalmente, solo tendrá que enjuagar a fondo la prótesis dental bajo agua corriente.

Incluso si limpia a fondo su prótesis todos los días, los dentistas recomiendan una limpieza profesional periódica por parte del equipo de la consulta o un laboratorio técnico dental. En él se solucionarán los posibles daños y se someterá la prótesis a una limpieza en profundidad. Aquí se eliminará la placa, el sarro y las decoloraciones de la prótesis y, finalmente, se pulirá para conseguir una superficie lo más lisa posible.
No obstante, la limpieza profesional se considera un servicio adicional y debe pagarse por lo privado.