Menu
Contacto Lista de deseos Búsqueda
Consejos para acostumbrarse a la prótesis dental

Consejos para acostumbrarse a la prótesis dental

Para parecer más joven, para reír sin molestias y para masticar sin problemas: Los «terceros dientes» conllevan ventajas decisivas, tan pronto como se haya acostumbrado a su prótesis. Se necesita un poco de tiempo y paciencia, pero al final se sentirá perfectamente. Para que esto dure lo menos posible, tenemos un par de consejos para usted.

Mother with daughter laughing | Protefix

Es totalmente normal que al principio tenga miedo de hablar y de comer - al fin y al cabo, lleva un cuerpo extraño en la boca. Ahora se trata de superar esta sensación lo más rápidamente posible. Lo importante para ello: Lleve siempre la prótesis. Si se la quita para dormir, le será más difícil acostumbrarse. Lleve la prótesis también por las noches después de una limpieza muy a fondo. Así, las mucosas bucales adquieren una mayor resistencia, y el paladar y los maxilares vuelven a moverse y permanecen activos.

No se preocupe: ¡Lo conseguirá! ¡Al fin y al cabo, lo han conseguido ya millones de personas! Y piense siempre una cosa: Nadie que no lo sepa sabrá que lleva una prótesis. Por ello, compórtese con total normalidad, sabiendo que con los nuevos dientes tendrá un aspecto mejor y más juvenil.

El primer mes con los «terceros dientes»

Día 1:
Una nueva prótesis dental puede suponer un reto. Le será más fácil superarlo si, al principio, renuncia a alimentos difíciles de masticar y toma comidas blandas que protejan las encías.

Días 2-14:
Mientras su espacio bucal se acostumbra a la prótesis dental, son normales un flujo de saliva elevado y ligeras presiones en puntos concretos. Contra las presiones en puntos concretos, sirve de ayuda lavar con agua salada caliente. El gel para heridas y de protección Protefix facilita además el acostumbrarse a una nueva prótesis. Si no se produce ninguna mejoría, debería encargar a su dentista que le ajustara la prótesis dental. El proceso de curación durará un poco más si lleva una prótesis completa o si se le han extraído dientes poco antes.

Días 15-29:
Se está acostumbrando lentamente a la sensación del cuerpo extraño en la boca, pero sigue practicando siempre el hablar y comer con la prótesis. Las presiones en puntos concretos y el flujo de saliva se reducen. Este es un buen momento para probar el uso de un adhesivo que mejore el asiento de la prótesis y la sensación al llevarla. ¡Pero siga la información de uso!

Día 30:
¡Lo ha conseguido! ¡Todo un mes con los «terceros dientes»! Hoy puede concederse un capricho para comer. Pero, incluso si muy pronto sentirá la prótesis dental como una parte de su cuerpo: ¡No se olvide de ir al dentista periódicamente para que le controle sus «terceros dientes»!

Senior couple doing meal preparations | Protefix

Comer y beber - 8 consejos

Muchos pacientes se preocupan mucho de cómo podrán comer y beber con una prótesis dental. ¿Están los «terceros dientes» correctamente asentados y puede morder bien o prefiere seguir comiendo alimentos blandos? 

Estas cuestiones dependen de varios factores. Lo importante es el material utilizado para la prótesis, así como si tiene una prótesis parcial o total. Y, por último, tampoco es menos importante su aceptación de la prótesis. Quienes, en su fuero interno, se rebelan contra la prótesis dental, a menudo se enfrentan también a problemas.

En los primeros tiempos con una prótesis, puede resultarle raro masticar, y es posible que se produzcan molestias. Es posible que note limitaciones o alteraciones en el sabor, pues los nervios del sabor en el paladar se ven parcialmente cubiertos por la placa para el paladar de la prótesis. Pero el sentido del gusto se adapta por sí mismo a la nueva situación después de un tiempo, y seguro que su plato preferido le sigue sabiendo igual de bien que antes.

8 consejos para comer con la prótesis en los primeros tiempos:

  • Al masticar, deberá cargar los maxilares por igual (es decir, no masticar por un solo lado), para que la prótesis se apriete de forma homogénea y no se suelte.
  • Al morder, debe utilizar los colmillos y los molares anteriores.
  • Tenga cuidado con las comidas o bebidas calientes. Con una prótesis del maxilar superior, queda cubierta una parte del paladar, y los alimentos calientes se notan solo una vez en la garganta.
  • En los primeros tiempos, debería evitar bocadillos, manzanas y caramelos.
  • Además, son poco recomendables los platos muy fríos o con muchas especias.
  • En lugar de estos, debe apostar por alimentos blandos y fáciles de masticar que no irriten las mucosas sensibles.
  • A menudo se acumulan restos de comida bajo la prótesis. Por ello, al principio deben evitarse los alimentos pequeños y duros, como frutos secos, cereales o ensaladas de crudités.
  • Preste atención desde el principio a limpiar a fondo la prótesis, para prevenir presiones en puntos concretos o irritaciones.
Grandma is reading to grandchild | Protefix

Hablar con una prótesis dental - 7 consejos

Al principio también resulta complicado hablar debido al cuerpo extraño en la boca. En realidad, la vocalización es una combinación compleja de muchos músculos ajustados entre sí de forma ideal a lo largo de los años. Por supuesto, al principio estos movimientos deben adaptarse a la situación con la prótesis dental. Pero, no se preocupe, nuestro aparato vocal puede adaptarse de nuevo rápidamente a cualquier edad.

Especialmente al principio resultan extraños los sonidos sibilantes y las letras como la p, la pf y la w, que pueden suponer un obstáculo. Pero, aquí, recuerde una cosa: ¡La práctica hace al maestro! Cuanto más a menudo hable o lea en voz alta con su prótesis, mejor podrá volver a articular. Léase en voz alta el periódico y recurra a familiares y amigos para practicar las primeras lecturas en voz alta. Si lo hace, en muy poco tiempo volverá a hablar con la misma fluidez y claridad que antes.

Algunos usuarios de prótesis tienen una percepción distinta de su propia voz en los primeros tiempos. Esto depende de la alteración en la transmisión del sonido en los huesos maxilares y del cráneo. No obstante, no se detectan cambios en el sonido de la voz. También pueden darse sonidos de «crujidos» o «clics» al hablar con una prótesis: cálmese, a menudo los demás ni siquiera perciben estos sonidos.

7 consejos para hablar con una prótesis dental:

  • Se recomienda presionan bien los dientes antes de hablar. Así asegurará el correcto asiento de su prótesis dental.
  • Trague brevemente antes de hablar, pues algunas personas sufren, entre otras cosas, de un aumento del flujo de saliva durante el proceso de adaptación a la prótesis.
  • Para sentirse más seguro, puede ponerse delante del espejo y probar a hablar. Verá que para quienes no lo sepan, todo parecerá normal.
  • Si sigue estando inseguro al hablar, solo tiene que hablar un poco más lento, con lo que se desarrollarán mejor los distintos movimientos.
  • Hable con calma en voz alta consigo mismo o lea textos en voz alta. Con esto practicará la pronunciación y se quitará el miedo a las palabras complicadas.
  • Pida a una persona de confianza una opinión sincera de cómo se oye su pronunciación o palabras determinadas. Así, tendrá la oportunidad concreta de mejorar. 
  • Por supuesto, en caso de problemas, también tiene la opción de recurrir al apoyo de un logopeda. A tal respecto, lo mejor es que consulte a su dentista o a su médico de cabecera.